Menu

En Zozocolco se realiza el Concurso Nacional de Globos de Papel de China

Comunicado No. 1718/2010
28 de octubre de 2010

***Esta actividad forma parte de las celebraciones del Día de Muertos en la Sierra Totonaca, cuando liberan al cielo cientos de globos

***El pueblo mantiene viva una tradición que se pierde en el tiempo. El concurso se realiza, este año, el 6 y 7 de noviembre

Una bella y vistosa tradición del Día de Muertos es la que tiene lugar en Zozocolco, Veracruz, pueblo enclavado en la sierra del Totonacapan, donde año con año los pobladores sueltan enormes globos de papel de china, como una forma de marcar el camino de los fieles difuntos que llegan a visitar a sus deudos.

       No se sabe a ciencia cierta cuando comenzó la tradición de soltar globos de papel de China, aseguró en entrevista Miguel Ángel Grande Gómez, secretario del Ayuntamiento, quien también encabeza el comité organizador del Concurso Nacional de Globos de Papel de China que, este año, se llevará a cabo los días 6 y 7 de noviembre.

       A este certamen, que se enmarca dentro de las celebraciones del Día de Muertos en Zozocolco, concurren verdaderos maestros de este arte olvidado, provenientes de todo el país, para hacerse con los premios de 10 mil, 6 mil y 3 mil pesos para los primeros lugares.

       “En los dos días que dura el concurso se llegan a soltar más de una treintena de globos, los cuales miden hasta 30 metros de altura. El único requisito es que cada equipo de artesanos no debe ser mayor de diez personas”, señaló Grande Gómez.

       El secretario del Ayuntamiento aseguró que los globos en competencia son verdaderas obras de arquitectura efímera, pues se componen de 500 hasta 3 mil pliegos de papel de múltiples colores, y adquieren formas como cubos, trompos o irregulares que siguen complejos patrones geométricos.

       Los globos en concurso, agregó, se sueltan en la plaza del Templo de San Francisco, que se halla en “el cerro más alto de pueblo” y data de 1600.

       La luz que emiten estos globos de papel, conocidos también como “globos de Cantoya”, dijo, “son un mensaje de los hijos para sus difuntos, para que encuentren el camino de regreso al cielo. Eso nos decían cuando éramos niños los mayores del pueblo”.

       Desde el 31 de octubre comienzan las festividades en honor a los fieles difuntos en Zozocolco, con la colocación de las ofrendas que, en esta zona serrana, muy próxima al pueblo de Cuetzalan, Puebla, se compone con papel picado, hojas de tepejilote y estrellas de palma. La comida para los difuntos son tamales, chocolate, pavo con mole, atole y dulce de pepita, entre otras viandas.

       En estas ofrendas ricas en flores y frutas, como naranjas y plátanos, también se colocan fotografías y santos. Cigarros y alcohol, si eran del gusto del aludido. Además pervive la tradición de intercambiar ofrendas, una vez concluida la fiesta, entre compadres, amigos y familiares.

       Los niños se entretienen soltando y correteando pequeños globos de papel de china, inflados con aire caliente, con formas de estrellas o faroles. Según la gente del pueblo estos globos representan las almas de los difuntos, por lo que durante la fiesta se juega con ellos pero no se les deja ir, hasta el día 2 de noviembre, ya tarde , cuando los fieles difuntos emprenden el regreso al cielo.

       El Concurso, dijo el secretario municipal de Zozocolco, atrae hasta 10 mil visitantes. Pues además la población ofrece muchos atractivos, como  nueve diferentes danzas, como la de los voladores, con un atuendo diferente a los de Papantla, también Santiagos y Quetzales, cuyos penachos de plumas son de más de dos metros de diámetro, entre otras.

       Además, los paseos naturales por la región son únicos, entre los que se encuentran atractivos riachuelos y cascadas como Poza del Diablo, Poza La Junta, Las Golondrinas, El Callejón, Puente Caliche, El Salto y el río Tecuantepec, aledaños a la zona.

       Por todos estos atractivos Zozocolco, cuyo nombre en totonaco significa “lugar de los cántaros del sol”, está entre los candidatos a ser inscrito como “pueblo mágico”.

       Se encuentra a cuatro horas por carretera desde el Distrito Federal, viajando primero a Puebla, después a Perote y de allí rumbo a Cuetzalan (antes de llegar a este punto hay una desviación hacia Zozocolco, a 40 minutos de Cuetzalan). Desde Veracruz, se puede llegar a Tajín, de allí se hace una hora a Zozocolco.

       Para mayores informes consultar: www.zozocolcoveracruz.com

JLB
México / Distrito Federal